El préstamo hipotecario es algo que la mayoría asociamos directamente con la compra de una casa. Es más, las inmobiliarias recomendamos que, antes de formalizar la búsqueda de vivienda, se consulte con la entidad bancaria si es posible el préstamo. Pero, también es normal que no controles demasiado sobre este tema. En Inmovall intentamos informarte de cada aspecto relacionado con el sector inmobiliario, y creemos que es importante informarte sobre este tema. Hoy, concretamente, nos basaremos en la hipoteca variable, ya que es el tipo de préstamo más común en Vall d’Uixó (y en España). Sigue leyendo para enterarte de todo.

Hipoteca variable para tu prestamo

¿Qué tipos de hipotecas existen?

Antes de nada, empezaremos por lo general. Existen tres tipos de hipoteca más representativos: fijas, variables y mixtas. Cada una de ellas se adapta a un perfil de comprador y tienen características diferentes.

Las hipotecas fijas son aquellas cuyo interés es invariable con el paso de los años. En la solicitud del préstamo se acuerda con la entidad bancaria y así se mantiene durante toda la vida de la hipoteca. En cambio, la variable, como su propio nombre indica, depende de un índice de referencia que va fluctuando con el tiempo. Por lo tanto, requiere una revisión cada cierto tiempo. Pero ahora ahondaremos más en todas estas cuestiones. Y, por último, encontramos las mixtas. Este tipo de préstamo se inicia como uno fijo y termina su vida útil como uno variable.

¿En qué consiste la hipoteca variable?

Como ya hemos comentado en el punto anterior, la hipoteca variable tiene un interés que puede cambiar con el tiempo. Este interés se rige por un índice de referencia, siendo el más común el Euríbor. Pero el interés de este préstamo también viene fijado por un diferencial. ¿Qué los distingue?

  • El índice de referencia es el valor que hace que el interés de la hipoteca varíe en las diferentes revisiones. Normalmente, suele ser un indicador a nivel europeo, como puede ser el Euríbor, pero existen otros tipos que trataremos a continuación.
  • Por otra parte, el diferencial es la parte estable dentro del interés de la hipoteca variable. Se establece durante el acuerdo con el banco y se mantiene a lo largo de todo el préstamo.
Hipoteca variable y sus indicadores

Índices de referencia a tener en cuenta

Como ya hemos dicho, el Euríbor es el más común en la mayoría de hipotecas, pero no el único. Este indicador es el tipo de interés por el cual los bancos europeos se prestan dinero entre ellos. ¿Cuáles son los otros? Advertimos de que en esta ocasión no hablaremos sobre las divisas, ya que esta opción crea una hipoteca por sí misma (hipoteca multidivisa).

Pero sí nos centraremos en el IRPH y el IRS:

  • IRPH: Este indicador se encuentra en plena polémica, ya que se pone en duda su legalidad. Es fácilmente manipulable, ya que se extrae mediante la media simple del tipo de interés de las hipotecas de un plazo de tres años o igual. Te recomendamos que no firmes ninguna hipoteca con este tipo de índice.
  • IRS: El Interest Rate Swap es un indicador estadounidense. Su funcionamiento es el siguiente: se calcula a 5 años y tiene una variación inferior a la del Euríbor. Esto se debe a que refleja los tipos de interés sin la prima de riesgo.

Un imprescindible de la hipoteca variable: la revisión

Una de las características principales de la hipoteca variable es que su interés puede cambiar con el tiempo. Por lo tanto, es necesario, cada cierto tiempo, hacer una revisión del contrato con la entidad bancaria. Pero, ¿cada cuánto?

El período de tiempo se establece en el momento de la firma del préstamo y, generalmente suele hacerse cada seis meses o un año. En este momento se revisará el indicador escogido, se recalculará el interés a pagar y se comprobará que se mantienen las vinculaciones que hayamos acordado en el banco. Por lo tanto, en el momento de la revisión es posible que tengamos que pagar más en el próximo período. O que hagamos suerte y se nos reduzca el interés.

Hipoteca variable te interesa

En Inmovall te recomendamos que, antes de decidirte directamente por una hipoteca variable, estudies tu situación y las otras opciones. Como ya hemos dicho, cada préstamo se adapta a un momento financiero y es posible que no te interese. Si tienes alguna duda, podemos ayudarte y asesorarte. ¡Solo contáctanos! Somos la inmobiliaria líder en Vall d’Uixó.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *