La compra de una vivienda crea numerosas sensaciones y sentimientos. Pero hay algunos que afectan más que otros. Que pueden llegar incluso a condicionar nuestra decisión. Mente y corazón no se ponen de acuerdo y, según los expertos, el 70% de las compras se hacen de forma sentimental. En el sector inmobiliario no iba a ser diferente.

En Inmovall te vamos a contar 5 sentimientos en la compra de una casa. 5 sensaciones que pueden condicionar tu decisión final. ¡Conócelas!

Sentimientos en la compra de una casa y sus efectos

5 sentimientos en la compra de una casa

Cierto es que los humanos somos seres racionales, pero nuestros sentimientos tienen un papel muy importante. En ocasiones predominan por encima de la razón. Aquí te vamos a dejar 5 sentimientos en la compra de una casa que, en ocasiones, pueden llegar a obcecarte:

Flechazo por la vivienda

Esto puede parecer positivo. Pero, a veces, la belleza de una casa o algunas de sus características superficiales pueden llegar a cegarnos.

Cuando buscamos inmuebles, estamos intentando encontrar un hogar. Un sitio que se adapte a nosotros y nuestras necesidades. Se deben tener en cuenta muchos aspectos y valorar fríamente cada característica de la vivienda. Solo así sabremos si ese flechazo nos va a llevar a algún sitio.

Enamorarse de una vivienda ciegamente puede ser uno de los mayores errores de tu vida. Así que, antes de tomar la última decisión, piensa bien las razones por las que lo haces.

Ansiedad por la independencia

La sociedad nos impone muchos cánones. Incluso a la hora de independizarse del hogar familiar. Llega cierta edad en la que se considera un fracaso que no puedas permitirte vivir solo.

Esta ansiedad por marcharse de casa puede llevar a tomar decisiones rápidas y poco premeditadas. Pero, al igual que con los flechazos, antes de querer huir hay que pensar. Meditar bien las opciones y elegir una en la que nos vayamos a sentir a gusto.

Sentimientos en la compra de una casa que afectan a la decisión

Urgencia por situaciones personales

En el mismo camino que la ansiedad viene la urgencia. Cuando intentamos huir de situaciones que nos son incómodas, puede que no pensemos bien lo que estamos haciendo. Pero párate y medita. Si ya estás huyendo de algo que no te gusta, ¿te va a compensar ir a un sitio que tampoco?

Miedo al error

Por otro lado viene el miedo. Y tiene el efecto justo contrario. El miedo nos paraliza. Creer que nos vamos a equivocar tomemos la decisión que tomemos hace que vayamos aplazando el momento. Que veamos tantas viviendas que ya no sepamos cuál es cuál.

Siempre piensa que cuando una decisión es premeditada y se toma teniendo en cuenta todos los factores, no tiene porqué salir mal.

Agobio por que sea “para siempre”

Hay gente que tiene miedo al compromiso. Y comprar una casa o un piso es algo muy similar a un compromiso. La concepción popular ve que la compra de una vivienda es algo “para siempre”. Que te tiene que durar toda la vida. Pero, ¿cuánta gente hay que se muda?

Evidentemente, debes hacerte con una casa con la que creas que puedas vivir todos tus días. Pero también debes tener claro que una casa no tiene porqué ser para siempre.

Sentimientos en la compra de una casa y que pueden afectar

Estos son los 5 sentimientos en la compra de una casa que pueden llevarnos al error. En Inmovall creemos que una buena solución es contar con un profesional que te asesore.

En el caso de Vall d’Uixó, no lo pienses más ¡somos tu inmobiliaria! ¡Contáctanos!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *