Las inmobiliaria tendemos a decirle siempre a nuestros clientes qué es lo que deben hacer. Pero, entre todos estos consejos, algunas personas se preguntan: «¿Y qué es lo que no debo hacer para vender mi casa en Vall d’Uixó bajo ningún concepto?». En Inmovall pensamos que es igual de importante aconsejar sobre las buenas actitudes, así como alertar de las malas. Si un vendedor sabe bien qué tipo de conductas debe evitar, le será mucho más sencillo seguir las pautas correctas.

Así que si estás interesado y quieres responder al fin a la pregunta: «¿Qué actitudes debo evitar para vender mi casa en Vall d’Uixó?», ¡sigue leyendo!

  • Lo que no debo hacer para vender mi casa en Vall d’Uixó
  • Vender por un impulso
  • Dejarte aconsejar por cualquiera
  • Regatear sin fundamentos
  • Ponerla en venta con mil carteles en la fachada
  • Impacientarte
  • Lo que no debo hacer para vender mi casa en Vall d’Uixó

    Hay algunas actitudes y actos que te perjudicarán a la hora de vender una vivienda. Ya se ane Vall d’Uixó o allá donde quieras hacerlo. Por lo tanto, apunta todo lo que te vamos a decir y evita caer en ello.

    Vender por un impulso

    La decisión de vender mi casa en Vall d’Uixó debe de estar bien meditada. Los impulsos en este aspecto no suelen traer nada bueno. Conllevan, generalmente, ansiedad, nervios, arrepentimiento, descontento… Así que si te surge la idea de poner a la venta un inmueble, espérate y valora bien la decisión.

    Si es necesario, haz un listado de pros y contras. También ponte en la situación de que esa casa nunca más será tuya. Puede parecerte duro ahora mismo, pero es algo que muchos propietarios no tienen asumido. Es una decisión de la que no se puede volver una vez llevada a cabo. Por este motivo, piénsalo bien y con objetividad.

    Dejarte aconsejar por cualquiera

    Cuando no estamos seguros de algo, cualquier opinión puede influenciarnos. Y, en ocasiones, los consejos que nos dan algunas personas no están fundamentados. Aunque no lo hagan a mala fe, no siempre tienen porqué ser las mejores alternativas.

    En este caso, nuestra recomendación es que siempre te dejes guiar por un profesional en el que confíes. Esto último es muy importante, porque te creará menos inseguridad. Siempre acepta consejos de aquellas personas que creas que tienen un conocimiento suficiente como para acertar. Pero, sobre todo, escucha a aquellos en quien más confíes.

    Regatear sin fundamentos

    El factor sentimental suele ser muy influente a la hora de que el propio propietario establezca el precio de la vivienda. Esto lleva a que el valor de salida al mercado no sea el adecuado o no le resulte satisfactorio. Además, para regatear y negociar es necesario contar con ciertas aptitudes.

    Si, a pesar de ello, decides hacerlo, te damos dos consejos. Si lo haces por cuenta propia, asegúrate de que tus argumentos son de peso. Al interesado no le importan tus motivos personales. Por lo tanto, fundamenta bien los motivos por los que cambias de precio.

    Y el segundo consejo es, directamente, que cuentes con un profesional que lo haga por ti. Un agente inmobiliario sabe cómo manejar estas situaciones. Sabe cuál es el momento perfecto para apretar o aflojar. También sabrá decirte si es la decisión más acertada.

    Ponerla en venta con mil carteles en la fachada

    La táctica de poner un cartel de venta en la ventana está perdiendo efectividad. Y por más carteles que pongas esto va a continuar igual. Las inmobiliarias estamos empezando a adoptar nuevas acciones de marketing personalizadas para conseguir una difusión mejor. Mucho más segmentada y dirigida exclusivamente a las personas que realmente sí que quieran o puedan comprar tu vivienda.

    Impacientarte

    La impaciencia no es aliada de los propietarios. Las prisas te harán un flaco favor a la hora de vender una vivienda. El proceso de compraventa es el que es, y tiene un tiempo mínimo para que tenga unos resultados óptimos. Esto es lo primero que debes asumir cuando saques al mercado una vivienda.  Los posibles interesados captan cada una de tus actitudes, y la impaciencia no les transmitirá nada bueno. Además, el nerviosismo te llevará a no tomar las mejores decisiones. Así que tómatelo con calma. Si cuentas con la ayuda adecuada, todo saldrá tal y como deseas.

    ¿Hemos conseguido ayudarte a responder la pregunta sobre qué no hacer para vender mi casa en Vall d’Uixó? Esperamos que sí. Pero si, a pesar de eso, te siguen quedando dudas, ¡estamos a tu disposición! ¡Inmovall es tu inmobiliaria de confianza!


    0 commentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *