Hacerte a la idea de vender tu casa o de marcharte de ella puede ser una decisión complicada. Y todavía más, cuando ya estás acomodado en ella. Al fin y al cabo, se trata de empezar “de cero” en otro espacio. De volver a convertir en tuyo algo que todavía no lo es. Pero, en ocasiones, esta decisión se alarga demasiado en el tiempo y llega a verse como un imposible. Por eso hoy, en Inmovall, te vamos a hablar de los síntomas y señales de que necesitas cambiar de casa de forma urgente. Si te ves reflejado en alguno (o en la mayoría) de ellos, ¡planteate un cambio!

Necesitas cambiar de casa y no lo sabes

Síntomas y señales de que necesitas cambiar de casa

Resulta difícil darse cuenta de que necesitas un giro de estos niveles en tu vida. Darte cuenta de que necesitas cambiar de casa no es algo que pase de la noche a la mañana. Normalmente, se llega a esta situación tras un cierto grado de maduración. Pero hay pequeños indicadores que te pueden evidenciar la necesidad de este cambio. ¡Vamos con ello!

Tu familia ha crecido

Ya sea porque has tenido hijos o por la razón que sea, sois más miembros en la familia. A no ser que ya lo hubieses planificado al detalle, lo más habitual es que tu casa se empiece a quedar pequeña. Que se empiece a perder intimidad en las estancias y empecéis a perder comodidad. El “nos apañamos” o el “vamos tirando” dejan de funcionar cuando tu casa deja de ser funcional para tu vida familiar.

En este momento, la mejor decisión es la de vender tu vivienda y encontrar otra más grande. Tu familia ha crecido en ella y es duro, pero puede llegar otra familia que la vaya a disfrutar más. Además, seguro que hay otra casa que se  acople infinitamente más a tus necesidades actuales. Planteate este cambio como algo positivo para ti y los tuyos. ¡Lo agradeceréis!

Te haces mayor

Tu casa ha vivido muchos y grandes momentos con tu familia. Pero te jubilas, tus hijos ya no viven contigo (y estás sufriendo el síndrome del nido vacío) y tu casa se queda demasiado grande. Es duro dejar los recuerdos atrás, pero lo mejor es avanzar hacia la comodidad.

Una casa más pequeña, más acogedora y donde todo sea más sencillo es la mejor opción en cierto momento de la vida. Si te quedas en tu antigua casa, por mucho que creas que conservas los recuerdos, lo único que mantienes es un espacio demasiado grande para ti. Y, además, los recuerdos irán contigo allá donde vayas.

Nuevo trabajo

Necesitas cambiar de casa por estos motivos

El trabajo es uno de los principales motivos y señales que te indican que debes cambiar de casa. Cuando vives cerca, todo es muy sencillo. Pero cuando cambiar de trabajo o te trasladan a un nuevo lugar, puede que tu vivienda ya no sea lo que necesitas.

Las principales señales son los atascos diarios, que te quitan las ganas de ir a trabajar. Horas infinitas de camino para llegar. El dinero que se queda en la gasolina de esos trayectos. Tu vida se ha quedado anclada en una vivienda que ya no se acopla a ella. Lo mejor será que te replantees tu ubicación y trasladarte cerca de tu trabajo, donde podrás llevar una vida más tranquila.

Ya no te gusta tu zona

Cuándo te mudas a una vivienda, normalmente los alrededores te suelen gustar. Pero, como todo en la vida, las zonas y barrios cambian. Puede que el tuyo en concreto haya tomado un rumbo que ya no te gusta. Han cerrado tiendas o se ha llenado de un ambiente que no va contigo. Entonces, antes de aborrecer del todo la casa y sus alrededores, la decisión más sabia es mudarse. Buscar un barrio que se adapte más a ti y a tus necesidades ¡y lánzate!

Tu casa ya no es tu refugio

Tu vivienda debe ser tu hogar. El lugar en el que te refugias cuando necesitas descansar. Pero hay ocasiones en que, por circunstancias de la vida, esto deja de ser así. Sientes que pierdes dinero en cada gasto que la casa te supone. Evitas volver y procuras pasar todo el tiempo posible fuera. Hay muchos síntomas que evidencian que debes buscar un nuevo hogar.

Aunque esto pueda parecer que el problema no es la casa, lo cierto es que los lugares también caducan. Hay casas que en un principio nos encantaron pero, con nuestra evolución como personas, han cambiado a una perspectiva diferente. Así que no te calientes la cabeza y busca un nuevo lugar. ¡Seguro que hay una casa perfecta para ti!

Necesitas cambiar de casa como saberlo

Estos son los principales síntomas de que necesitas cambiar de casa. Si te has sentido identificado y quieres empezar a buscar en Vall d’Uixó, Inmovall somos tu inmobiliaria. Somos un equipo de profesionales que estaremos encantados de ayudarte a conseguir una casa que se adapte a tus necesidades. ¡No lo dudes y contáctanos!

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *